El Programa que Promueve la Lectura

Una vez al mes los padres dedican
unos minutos de su muy valioso tiempo
para leer a sus hijos antes de iniciar
las clases, mientras saborean juntos
un pequeño refrigerio.

Los niños asocian que si sus padres
consideran que su lectura es tan
importate como para dedicarles ese
tiempo, ellos también se la dan y
empiezan a convertirse en mejores
y más ávidos lectores.

Las experiencias que se han vivido
con éste programa, han sido muy
valiosas tanto para los niños, como
para los padres.